Ginebra rangpur

Encuentra tu Ginebra favorita al mejor precio con nuestro buscador de ofertas

 

Fundamentada en la receta original de Lucas Bols de 1820, una ginebra rangpur tiene un fantástico equilibrio de malta dulce y enebro y cítricos sutiles.

La ginebra rangpur es lo suficientemente crocante como para gozarla directamente y, como es natural, increíble en cócteles tanto tradicionales como contemporáneos.

El aguardiente enormemente concentrado se regresa a destilar con bayas de enebro y otros productos botánicos en un alambique.

Exquisitamente afrutada y cremosa, esta ginebra le transportará a un dulce y soleado naranjal.

Ahora en ofertaMás vendido Nº 1
Tanqueray Rangpur Ginebra, 700ml, la botella puede variar
  • Ginebra Tanqueray con rangpur, un cítrico exótico de la India, jengibre y hojas de laurel
  • Servir con tónica premium, cubitos de hielo de calidad y una rodaja de lima
  • Un regalo especial y delicioso para los amantes de la London Dry Gin de Tanqueray
  • Una ginebra Tanqueray peculiar destilada con cuatro plantas, fruta rangpur cítrica, jengibre y hojas de laurel
  • Una ginebra con sabor equilibrado e intenso
Más vendido Nº 3
Tanqueray Rangpur Ginebra, 1000ml
  • Color: claro
  • Nariz: Fresca y afrutada, con toques de enebro
  • Sabor: Suave e intenso aroma a cítricos, a lima
  • Acabado: Larga duración
  • ¡Se disfruta mejor con un agua tónica de primera calidad y una rodaja de lima!

 

Cargar más productos

 

Mejores ofertas encontradas en ginebra rangpur

Cuando la peste bubónica asoló la Inglaterra del siglo XIV, se usaron brebajes parecidos a la ginebra para batallar la enfermedad, aunque no hay pruebas que indiquen que fuesen eficaces. Varios pueblos indígenas americanos han empleado el enebro para tratar la diabetes y en Marruecos se usa tanto para aromatizar las bebidas para mejorar la salud de los dientes. Sin embargo, las famosas propiedades antipalúdicas del gin-tonic se deben a la quinina del agua tónica y no tienen relación con la ginebra.

La ginebra clandestina que se vendía en Inglaterra en 1690 era más barata que la cerveza, pero tenía un efecto considerablemente más fuerte, lo que llevó al país a una crisis de salud pública, como se detalla en los grabados de William Hogarth “Beer Street” y “Gin Lane”. Esencialmente, las partes pobres de Londres se cambiaron en la celebración de fraternidad más sucia, más desmandada y más mortal que el planeta haya visto jamás.